Seleccionar página

La comunicación corporativa es tan importante que se ha vuelto invisible para muchas personas. De hecho se podría comparar al servicio de limpieza, que cuando se hace bien nadie se percata de ello pero que si no es así enseguida se nota e incluso se critica. Cuando una empresa funciona todo fluye adecuadamente, al menos aparentemente. Cuando las situaciones se empiezan a complicar, de repente aparecen todos los problemas y el barco empieza a hacer aguas por todas partes. Tal vez no todo fuese tan bien como parecía… Por eso es necesario conocer los beneficios de la comunicación interna.

Existen múltiples beneficios de la comunicación interna y en este artículo te mostramos los más importantes y los que estamos seguros de que querrás tener en el seno de tu empresa.

Motivación y rendimiento

Estaremos de acuerdo en que un trabajador motivado rinde mucho más que uno que no lo está, ¿verdad? Para conseguirlo el sueldo es un factor muy importante, ya que nadie trabaja por amor al arte, pero no es el único. ¿Has oído hablar del sueldo emocional? Ese que no se paga mes a mes con dinero, pero que tiene un gran valor para la mayoría de las personas: un horario flexible, permisos extraordinarios, reconocimiento profesional, oportunidad de crecer dentro de la empresa, etc. Éstos son una muestra de aquellas acciones que se pueden llevar a cabo para tener a nuestros trabajadores motivados y que acudan a su puesto con otra actitud.

Jerarquía y protocolo

Se trata de dejar claro cuál es la pirámide de mando de la empresa. No importa si es una empresa grande o pequeña porque sin este orden es imposible que la comunicación interna funcione. Marcar los canales de comunicación y el protocolo para cada acción es fundamental para evitar perder el tiempo, que haya fugas de información o que el mensaje se vea alterado. Con estas acciones se evita perder tiempo y sobre todo que no se produzcan mal entendidos que puedan traducirse en pérdidas, ya sean de clientes o directamente económicas. En cualquier caso, lo que nunca se debe permitir es que este tipo de situaciones formen parte del día a día corporativo porque, como hemos dicho antes, impiden el buen funcionamiento de la empresa.

Identidad corporativa y de grupo

Es más fácil construir equipos de trabajo cuando encontramos afinidades entre las personas que los componen. Para conseguirlas es preciso seguir unas dinámicas muy básicas pero necesarias para que los empleados se sientan parte de algo mayor: la empresa. Si se consigue crear esta identidad corporativa la motivación se transformará en implicación y compromiso, alcanzando un nuevo nivel en el que la producción y efectividad de los empleados sean los propicios para conseguir los objetivos empresariales.

Imagen corporativa

Los empresarios invierten mucho dinero en comunicación externa, en proyectar una imagen positiva hacia los públicos externos: clientes, medios de comunicación, redes sociales, etc. Sin embargo, si se trabaja la comunicación interna adecuadamente serán los propios trabajadores quienes hagan de embajadores y difundan el buen nombre de la corporación de la que forman parte.

Beneficios de la comunicación interna

Se trata no solo de ser conscientes de que vamos todos en el mismo barco, sino también de remar conjuntamente hacia la misma dirección y al ritmo adecuado. Es de este modo como INTRAcomunica cierra el círculo y consigue que la empresa se complete. Los beneficios de la comunicación interna en una empresa que la cuide son tan poderosos que pueden evitar que acabe a la deriva cuando la situación deje de ser tan propicia.

×