Seleccionar página

Todo el mundo sabe que un trabajador contento es mucho más productivo, pero el hecho de trabajar en un entorno favorable tiene múltiples beneficios para el conjunto de la empresa. Aquí veremos los 5 más destacables para conseguir la felicidad en el trabajo.

1. Optimismo

Cuando estamos contentos vemos las cosas de manera distinta, con una luz más amable y siempre con la perspectiva positiva de las cosas. Somos más propensos a ver el vaso medio lleno. Una persona que es feliz en su entorno de trabajo será mucho más propensa a buscar soluciones ante las adversidades, no más problemas a los que ya existen o más trabas a las soluciones que otros propongan. Sin duda, será una persona digna de escuchar.

2. Osadía

Esta palabra solemos entenderla por su vertiente más negativa, pero en el ámbito laboral no se debe tomar así. Tiene que ser entendida como el sentimiento de alguien por proponer actuaciones no convencionales. Aquí entra en juego la originalidad y el ingenio de cada uno. Cuando un trabajador es feliz normalmente se siente más seguro de sí mismo y, por lo tanto, tiene más predisposición a explotar su talento natural, a proponer actuaciones no convencionales que pueden transformarse en una nueva vía de trabajo si se tienen en consideración. Si el trabajador está cohibido será mucho más difícil que llegue a este punto de madurez y, por lo tanto, que el empresario pueda explotar ese talento en bruto.

3. Relaciones interpersonales 

Una persona de buen humor, alegre y optimista, sin duda será alguien que no tendrá mayores dificultades cuando se trate de relacionarse con las personas que forman parte de su entorno. Tal vez no sea quién inicie las conversaciones, pero seguramente si sea alguien agradable con quien conversar y, por supuesto, alguien con quien será más fácil formar un equipo de trabajo.

4. Terapia antiestrés

La motivación sube, el compromiso también, el compañerismo será mucho más palpable y el nivel de estrés en los momentos que haya picos de faena será mucho más llevadero. Si el ambiente es negativo el estrés se disparará y entorpecerá la fluidez de trabajo y de ideas que ayuden a solucionar las situaciones complicadas.

5. Flexibilidad

Cuando somos felices también nos resulta más fácil adaptarnos a los cambios, pero cuando no lo somos todo se tornan problemas y nos resistimos mucho más. Con una plantilla positiva es mucho más fácil hacer cambios en la empresa para poder avanzar y evolucionar.

¿Qué nos proporciona felicidad en el trabajo?

Lo cierto es que una plantilla contenta siempre generará una energía mucho más positiva que una que no lo esté. Subirá el grado de motivación e implicación, por lo que la productividad mejorará y puede que influya también en la imagen corporativa. Para conseguir la felicidad en el trabajo no existe una receta milagrosa, dado que la realidad de cada empresa puede variar en función de muchos factores que suelen ser variables. Sin embargo, parece ser que existen unos puntos en común que todo buen empresario debería tener en cuenta, tales como el sueldo, la seguridad, la flexibilidad horaria, el ambiente de trabajo y la posibilidad de promoción.

En conclusión, si el objetivo de la empresa es crecer será necesario salir de la zona de confort, probar cosas nuevas y contar con un equipo motivado. ¿Qué mejor que un ambiente de trabajo positivo y feliz para afrontar esta nueva etapa de cambios? En INTRAcomunica somos conscientes de la importancia que este factor puede tener dentro de una empresa, sobre todo si está en evolución, por lo que hacemos estudios individualizados para detectar las mejores maneras de afrontarlos. No dudes en preguntar si crees que te podemos echar una mano.

×